rayosLa terapia de rayos infrarrojos ofrece  efectos depurativos y energéticos se dejan sentir de manera positiva sobre distintas molestias.

A diferencia de los rayos ultravioleta, cuya radiación causa cáncer, el calor proveniente de los rayos infrarrojos sirve para acelerar la curación de enfermedades. Su energía vibratoria es tan penetrante como para crear un campo de protección de las toxinas pero sin llegar a matar las demás células del organismo.

La terapia con rayos infrarrojos es ideal para estimular el movimiento de músculos, huesos y articulaciones atrofiadas, es el mejor tratamiento para las enfermedades como la artritis, los espasmos musculares, la rigidez articular y la arteroesclerosis.

Esta terapia ayuda a agilizar e incrementar el flujo del torrente sanguíneo, contribuye  además a controlar la hipertensión, las enfermedades cardiacas y la celulitis. rayos2